Loading...

9 Formas que las mujeres usamos el Sostén, Erróneas la # 3 Incomoda¡¡¡

1 year
1768 Views

El sostén o brasier es uno de los mayores aliados de las mujeres a la hora de ofrecer comodidad y soporte de los senos. Los hay en diferentes tamaños, formas e, incluso, distintos diseños que han ido variando con el pasar de los tiempos.

Sin embargo, aunque la cantidad de diseños de sostenes en el mercado vayan en aumento, algunas mujeres seguimos usando el sostén de una forma errónea sin siquiera darnos cuenta en ocasiones y lo que nos puede producir. A continuación te dejamos los 9 errores más comunes:

sosten-1

1. Usas un sostén demasiado ajustado.

Si usas un Brasier demasiado ajustado, conseguirás dañar tus pechos y no tendrás el soporte adecuado. Afirmarlos no significa aplastarlos, sino que darles una comodidad adecuada y permitirles algo de libertad para que puedan desarrollarse correctamente.

2. Usas un sujetador demasiado viejo

Probablemente todas tenemos nuestro sostén favorito y no queremos deshacernos de él cuando ya ha pasado bastante tiempo. La vida máxima de un sujetador es de 8 meses aproximadamente, pero sólo dependerá de cómo y cuántas veces uses tu sostén.

3. Usas un sostén incómodo

Ese sostén ajustado o que te deja marcas sólo provoca malestar y lo peor es que a veces lo usamos porque es del color que necesitamos o porque es lindo. Elige sostenes que no te hagan pensar en el fierrito que se sale de la copa y daña tus pechos.

4. Usas la banda trasera demasiado arriba

Cuando la banda trasera de tu sostén queda más arriba que la parte delantera entonces significa que la talla no es la adecuada, pues la banda jamás debe estar más arriba que el resto del sujetador, siempre al mismo nivel. Sólo así te dará el soporte más adecuado y firme.

5. Usas la talla incorrecta

Es el error más frecuente. O te queda muy ajustado o muy holgado. Siempre solemos usar la talla de sostén que no va con nosotros, porque sólo nos fijamos en la copa, y esta no es igual ni del mismo tamaño que la banda trasera.

6. Usas el sujetador inadecuado para cada atuendo

Desde los deportivos hasta los normales, todos los sostenes quedan bien en distintos atuendos, por lo tanto también es importante en que te fijes con qué tipo de ropa queda bien cada uno y que no se vea a través de la ropa, a menos que sea un bralette.

7. Usas demasiado el push up

Puedes usar diferentes tipos de sostén y no sólo el push up si tienes pechos pequeños. Te hará ver más curvilínea, claro, pero también puedes resaltar tu imagen con un bralette.

8. Usas el sujetador demasiados días seguidos

Todas lo hacemos, pues creemos que si no sudamos el sostén sigue estando limpio y se puede seguir usando, pero no. Más allá de la higiene, usar el mismo sostén todos los días hará que este pierda su resistencia y comience a arruinarse. Los elásticos cederán y ya no te darán ese soporte que solía darte. Déjalo descansar para que dure por más tiempo y no se arruine por completo.

9. Usas sólo sostenes deportivos

Los sostenes deportivos pueden ofrecerte la comodidad y soporte que necesitas para ejercitarte a diario. Sin embargo, usarlos todos los días no es la mejor opción, pues algunos no te ofrecen la estructura adecuada y simplemente aplastan demasiado tus pechos. Trata de alternar el tipo de sostén que usas (y procura que los sientas cómodos), porque hay uno especial para cada momento.

Si te ha gustado comenta, danos LIKE y comparte

Comments